Atención Médica

  • Atención médicaEl propósito del equipo médico es tratar a las personas afectadas para detectar y reducir las secuelas de la tortura a nivel físico, biológico y sexual.

     

    Tortura física

    La tortura física es aquella que hace daño al cuerpo de forma directa. Por ejemplo: golpes, cortes, quemaduras, descargas eléctricas, etc.

     

    Tortura biológica

    La tortura biológica es aquella que afecta el organismo sin tocarlo. Por ejemplo, privación de alimentos y agua, sobre exposición a temperaturas extremas, etc.

     

    Tortura Sexual

    La tortura sexual hace daño a los genitales femeninos o masculinos, como ser:  violación, mutilación genital y humillación sexual.

     

    La atención médica se realiza en las  situaciones siguientes:

    Primero, el ITEI vela porque la persona afectada por tortura y otras formas de  violencia de Estado reciba la atención médica adecuada.

    El ITEI actúa en casos de emergencia y de crisis social a través de proyectos de emergencia. Intervino de esa forma en octubre de 2003 en la ciudad de El Alto durante la guerra del gas. En 2008, intervino en Chuquisaca después de los acontecimientos del 24 de mayo, en Pando después de los acontecimientos del 11 de septiembre y en el Alto Parapeti después de los hechos de marzo y abril.

    El ITEI tiene personal médico y ambulancia disponibles para intervenir en circunstancias de violencia política en las calles, en marchas. Acompañó la marcha por la sobrevivencia en enero de 2003, la octava marcha por la defensa del TIPNIS, marchas de mineros, campesinos y otros sectores laborales.

    También, brinda atención médica en huelgas de hambre protagonizadas por diversos sectores.

    Atención en consultorio

  • El ITEI en su consultorio de La Paz (Cochabamba hasta 2015) da atención médica primaria, para exámenes y tratamientos médicos de otras especialidades ha firmado convenios con diferentes centros de salud, según las capacidades, especialidades y condiciones económicas ofrecidas. En la ciudad de La Paz con los hospitales de Clínicas, San Gabriel, Arco Iris, Pro salud. En la ciudad de El Alto con el Centro Médico Adolfo Kolping y el Centro Materno Infantil “Santa María de los Ángeles”. En Cochabamba con el Hospital Universitario de UNIVALLE y el hospital de Villa Tunari en el Chapare.¿Qué tipo de atención brindamos?

En los consultorios se atienden personas afectadas, proporcionándoles:

  • Diagnostico de las secuelas de la tortura
  • Tratamiento de las secuelas de la tortura – Tratamiento y alivio a padecimientos físicos, limitando el daño y minimizando las secuelas
  • Fisioterapia y rehabilitación física
  • Interconsultas y / o derivación a especialidades
  • Traducción de léxico medico a pacientes que consultan con otros médicos

Peritajes psicológicos y médicos

El ITEI realiza peritajes psicológicos y médicos sobre la tortura a solicitud de instituciones nacionales e internacionales. Documenta las secuelas psicosociales de la tortura utilizando el Protocolo de Estambul, de esta manera, cumple con los estándares altos del Protocolo, examina a las personas afectadas de forma imparcial, con el acuerdo de la persona y realiza notas precisas y confidenciales para documentar la tortura. El ITEI ha realizado peritajes a solicitud de la Defensoría del Pueblo, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos y la Corte Interamericana de Derechos Humanos.

Personal médico

  • En el consultorio en La Paz el médico es Marcelo Flores Torrico. Las victimas pueden pasar a ver al médico, el horario de la consulta médica es miércoles de 09.30 a 12.00.
  • En Cochabamba hasta 2015 estuvo Isabel Chuquimia, enfermera. Marcelo Torrico fue de manera puntual a Cochabamba a atender casos de urgencia.
  • Para intervenciones en casos de crisis en Sucre contamos con el aporte del Dr. Sergio Ramírez y del Dr. Marcelo Rossi, médico, psiquiatra del Equipo Argentino de Trabajo Psicosocial (EATIP) de la Argentina.
  • Para la intervención en la cárcel de Villa Busch en Cobija contamos con el aporte de la Dra. Poli Isijara.