«

»

ago 23

ITEI denuncia que en Bolivia hay una política de negación de la tortura

23 de agosto de 2015

‘Existe una conducta en las autoridades de gobierno y del órgano judicial de invisibilizar la tortura y decir que solo ocurre en las dictaduras’, señala.

El Instituto de Terapia contra la Tortura (ITEI) sostiene en su informe ?Tortura en Bolivia? que en el país no existe una estrategia de lucha contra este flagelo, y que por el contrario hay una política de negación de este ilícito, pese a que el Estado se comprometió a combatirlo con la ratificación de tratados internacionales. Bolivia firmó y ratificó la Convención contra la Tortura de las Naciones Unidas el 12 de abril de 1999 y ratificó el Protocolo Facultativo a la Convención contra la Tortura el 23 de mayo de 2006.

En el país, el artículo 15 de la Constitución Política del Estado refiere que nadie será torturado ni sufrirá tratos crueles, inhumanos, degradantes o humillantes y la obligación que tiene el Estado de adoptar medidas necesarias para prevenir, eliminar y sancionar, toda acción u omisión que tenga por objeto degradar la condición humana, causar muerte, dolor y sufrimiento físico, sexual o psicológico, tanto en el ámbito público como privado.

Sin embargo “existe una conducta en las autoridades de gobierno y del órgano judicial de invisibilizar la tortura y decir que solo ocurre en las dictaduras”. Los casos de tortura en los últimos años han venido en aumento. El reciente informe de la Defensoría del Pueblo revela que los casos de tortura crecieron en un 100% de 2013 a 2014. Casos emblemáticos de tortura se conocieron en esta gestión como el de Juan Bascopé a manos de la policía y en presencia del fiscal Gregorio Blanco y funcionarios del ministerio de Gobierno, según cursa la denuncia.

Asimismo, los casos de violación a más de 17 mujeres en Apolo a manos de efectivos de la Fuerza de Tarea Conjunta en la intervención de erradicación de coca en octubre de 2013. El Ministerio de Gobierno rechaza esta versión. Prevención La Convención contra la Tortura obliga a los Estados firmantes como Bolivia a tomar “medidas legislativas, administrativas, judiciales o de otra índole, eficaces para impedir los actos de tortura”.

En consecuencia, señala el ITEI, “no es suficiente prohibir la tortura sino, crear mecanismos para prevenir y sancionar estos actos de forma efectiva garantizando el derecho de no repetición”. Ley contra la Tortura La institución, que junto a ocho organismos de derechos humanos conforman la Coalición contra la Tortura, demanda que se apruebe la Ley contra la Tortura para que permita sancionar el delito de acuerdo a su gravedad; establecer la imprescriptibilidad de la tortura; establecer un mecanismo de control del estado de salud antes, después de la detención y durante el traslado de la persona privada de libertad; dar la posibilidad a médicos y psicólogos independientes para certificar hechos de tortura; y, establecer reparaciones de tipo psicológico, médico, jurídico y económico para personas afectadas por tortura.

Derecho a la Rehabilitación Bolivia al ratificar la Convención de las Naciones Unidas contra la Tortura en 1999, adquirió el deber de cumplir con las cinco medidas de reparación para las víctimas que son: la restitución, que es el derecho que tienen las víctimas a que se les restituya la situación en la que se encontraban antes de los hechos de tortura; la indemnización financiera; la rehabilitación integral; la satisfacción, que significa que el Estado debe “cumplir las obligaciones de investigación y procesamiento penal, la revelación pública y completa de la verdad”; y, las garantías de no repetición del delito. Este año, a nivel mundial, todas las organizaciones miembros del Consejo Internacional contra la Tortura (IRCT), en más de 70 países, decidieron enfatizar en el Derecho y el Acceso a la Rehabilitación de las víctimas, en particular en la atención psicológica por los efectos psicotraumáticos, “medida en que el Estado boliviano tiene una gran deuda con la población afectada, porque no cumple con este compromiso”.

Fuente Página Siete: https://goo.gl/6wPSp5

Sobre el Autor

iteilpb_wpress